En la incertidumbre por conocer el futuro de la empresa, las direcciones apuntaban hacia las formas de crear comercio. Sin embargo, algunas empresas, en el rápido actuar frente a la pandemia, iniciaron con campañas de responsabilidad social, que ayuden a aliviar de gran o mediana forma, el contexto que vivían miles de ciudadanos.
Dentro del rol del accionar de la empresa, más allá de producir bienes o servicios y generar dinero, existe el generar bien común tanto como para la población, como para el medio ambiente, de manera equitativa. Esto, como consecuencia, atrae impactos positivos sobre este grupo, con el que las relaciones deben ser efectivas.
Al efectuar campañas de responsabilidad social empresarial, estamos logrando, en nuestro entorno más cercano, y posiblemente, en un contexto macro:

1. Mejorar su imagen y reputación.
2. Mejorar clima y productividad
3. Reconocimiento de clientes, colaboradores y comunidad.
4. Fortalecimiento de valores corporativos.

Es por ello que, en medio de esta crisis por el coronavirus, muchas empresas han apoyado con recursos propios o gestiones de la mano de sus trabajadores. Tal es así como Claro e EY Perú realizaron donaciones de implementos de seguridad para los profesionales de la salud que se encuentran en la primera línea de la lucha contra el coronavirus.
Como agencia, también tenemos un compromiso claro de apoyo, desde nuestra tribuna en el ejercicio de la comunicación. Es así que al inicio de la pandemia desplegamos una campaña de difusión para ayudar a nuestros héroes de rojo: los bomberos de La Libertad; quienes necesitaban implementos de aseo, seguridad y alimentos. Por otra parte, también apoyamos a los periodistas, nuestros aliados de siempre; quienes tienen un trabajo donde había una gran exposición al contagio.

Con lo poco o mucho que aportemos, en circunstancias como esta, será muy importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *